lunes, 5 de diciembre de 2011

0:45

Una menos cuarto, tirado en la cama, pesando en todo y en nada, no puedo dormir, en el messenger no hay nadie, por lo menos nadie con quien me apetezca hablar, he decidido hacer un post, en principio no sabía de qué escribir, pero las palabras salen solas, alguna vez, hablando con Énkar, hemos llegado a la conclusión de que escribir nos desahoga, no creo que ahora necesite desahogarme ¿o si? no lo se, en principio he comenzado a escribir para coger el sueño.
 Me duele mucho la garganta, pero ahora mismo estoy fumando, es el segundo cigarro del día, creo que no está mal, ya que si estuviese bien sería más o menos el cigarro 21 de un día normal. Qué incomodo es escribir desde la cama, no puedo pisar bien las teclas y tengo que rectificar mucho, rectificar….. qué palabra, hay tantas cosas que querría rectificar en mi vida…. algunas de ellas todavía puedo cambiarlas, pero no tengo ganas, no me gustan como están, pero no me apetece hacer nada para cambiarlas.No se si alguien leerá este post hasta el final, tampoco es lo que pretendo, sólo quiero coger el sueño.
 Hace un rato que he acabado de escribir las postales que voy a mandar para navidad, ¿qué es exactamente la navidad? ¿es una época para presumir de lo bien que estás?¿es una época para pensar en lo bien que están los demás?¿es una época para estar con la familia?, las navidades que se aproximan, no serán iguales que las del año pasado, ni serán iguales a las del año próximo, no digo que vayan a ser mejores o peores, sólo digo que van a ser distintas. Felicito a todos aquellos a los que vayan a recibir una postal mía, es el primer año que voy a hacerlo, no sé por que las he escrito, ni por que voy a mandarlas, el caso es que ya están escritas, y ninguna es igual, porque cada persona que va a recibir una es distinta en sí misma y distinta para mí, pero a la vez iguales, iguales porque están ahí cuando las necesito, y distintas porque están de diferente forma, pero al fin y al cabo familia son considerados.
Mi alma está resfriada, está cansada, cansada de aguantar el peso de mi vida, y cansada de aguantarme a mí. ¿Por qué no puedo estar donde quiero estar?, me gustaría estar en un mundo donde no tenga a nadie por encima, ni por debajo, en un mundo en el que no tenga la necesidad de preocuparme de poder convivir con alguien, de endeudarnos juntos y de acabar odiándonos juntos. Ya les dije a dos personas, con quién me gustaría vivir y de qué forma, y aunque sólo sea por un segundo, me gustaría verme en esa casa, con esas dos personas, comprobando si realmente sería así mi vida, porque no puedo imaginármela de otra forma.


Estoy harta de ser una imbécil, harta de andar por la calle sola sin saber a dónde ir, con ganas de decirle a alguien que me lleve a ninguna parte. La gente me dice que este mundo es tal y como debe ser, si esto es así por qué hay miles de personas que sueñan con ir a un lugar mejor, y ya no con ir a otro sitio, si no que tambíen piden una vida mejor, un amigo mejor, un trabajo mejor, un coche mejor. Nunca nos conformamos con lo que tenemos, pero yo no quiero un coche mejor, ni un amigo mejor, ni una casa mejor. Sólo quiero ser yo mismo y no tener miedo a lo que pueda pensar la gente, quiero una amiga al lado que me cuide y me proteja. No quiero que me digan que siga dando pasos hacia delante, estoy cansado de caerme, no quiero que me digan si necesito ayuda, porque se de buena tinta que a las personas no les gusta ayudar, ya tienen bastante con sus problemas y en saberlos resolver, tampoco yo gusto en ayudar a nadie cuando veo mi cielo caer en pedazos encima de estas putas calles. ayer por la noche me acordé de antes, ¿dónde ha quedado todo? tantas promesas rotas, tantos momentos felices, tantas risas, tantas tonterías, tanto de todo, y ahora no hay nada, por eso a veces sonrío, por eso aveces no, por eso aveces grito y por eso aveces callo, aveces el silencio es el grito más alto. Sólo voy hacia ese lugar, y tu nombre me pregunta que a dónde voy, no le respondo, solamente te digo, que espero encontrarte allí donde voy.

martes, 22 de noviembre de 2011

SOLO HAY UNA FORMA DE DISFRUTAR DE LA VIDA, VIVIENDO COMO SI NADA FUERA ETERNO.

Sube...







Haz de los obstáculos escalones
para aquello que quieres alcanzar.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Una carcajada, una ilusión


A dónde irán los besos que guardamos, que no damos.

Ven, toma mi mano y caminemos juntos hacia el horizonte, sin saber a donde nos lleve, porque contigo soy capaz de ir hasta el fin del mundo

Madness...

Ríe hasta que te duela la barriga, salta más alto que nadie, baila bajo la lluvia, disfruta de cualquier tontería, rebózate en la arena, come todo el chocolate del mundo, tírate a la piscina con ropa, cómprate esos zapatos que tanto te gustan, haz el pavo, escucha esa canción todas las veces que haga falta, olvídate de los problemas, se feliz, espanta a las palomas de un parque, vé a la playa y planta una sombrilla, sé diferente, vive tu vida, llama por teléfono y estáte 3 horas hablando, pasa de lo que digan tus padres, sáltate las reglas, pon la música tan alta que moleste al vecino, usa el perfume más caro...

No pienses, actúa




Hay momentos en la vida en los que una sola decisión, en un solo instante, cambia irremediablemente el curso de las cosas.
Cuando decides quererlo o no quererlo, cuando decides tirar para delante, cuando decides mentir, traicionar, ocultar o cruzar la linea.
Esa décima de segundo podrá hacer girar todo al lado oscuro o inundarlo de luz. Podría hacer de ti un héroe o un criminal podra llevarte al cielo o al infierno pero siempre será un lugar desde el cual no podrás volver atrás.